Estrategias para adaptarnos a los nuevos desafíos en las organizaciones

By Daniela Vahos

El avance de la tecnología ha tomado especial importancia en diversos sectores de la actividad económica y social. Las diversas formas de trabajo y relacionamiento plantean nuevos desafíos en los cuales se ven implicadas nuestras formas de responder colaborativamente, con iniciativa, tener un pensamiento innovador, competencias digitales, entre otras habilidades blandas y técnicas.  

A continuación, veremos algunas estrategias que pueden impulsar el desarrollo de estas capacidades, donde las organizaciones y los líderes se encuentran involucrados y retados en desarrollar a sus colaboradores ajustándolos a las nuevas realidades donde prima la colaboración digital, equipos multidisciplinarios, trabajo de forma directa o a distancia, en escenarios nacionales e internacionales, incorporación de cultura de aprendizaje y resultados, entre otros entornos que representan un gran desafío y un gran conocimiento dentro de las organizaciones. 

Observemos aquellas estrategias que impulsan el desarrollo de las empresas, inicialmente la de los equipos multidisciplinarios, que son aquellos que combinan e involucran varias disciplinas o especializaciones en un mismo ámbito y se unen conjuntamente para la resolución de un problema y cuentan con una perspectiva mayor y enriquecedora. Cada persona que conforma un equipo multidisciplinario cuenta con una visión propia y distinta de la del resto del equipo que, al trabajar en conjunto, puede aportar a la innovación, creatividad y alcance de resultados. Estas visiones diversas de un mismo hecho pueden ayudar a la organización a adelantarse a posible futuros problemas o escenarios.

Por consiguiente, vemos que también las organizaciones que se desenvuelven en contextos nacionales e internacionales,  resultan ser abiertas al cambio, variables y dinámicas ya que constantemente adaptan sus productos y servicios para satisfacer las necesidades y gustos de países y personas diferentes. Sus equipos de investigación y desarrollo a nivel mundial proporcionan un flujo constante de ideas que la organización puede utilizar para ajustar los productos o servicios existentes y satisfacer las nuevas demandas. La vida de las organizaciones depende en gran medida de las constantes transformaciones que se producen en el entorno global.

Cuando hablamos de una cultura de aprendizaje,  se trata de inculcar un deseo de mejorar el potencial de los colaboradores, atraer y retener el talento en la empresa ofreciendo más oportunidades de capacitación y desarrollo, es así como se busca que se convierta en el ADN de la empresa. Esto hará a la organización más ágil al responder a las necesidades cambiantes del mercado.

Las organizaciones que crean una cultura de apertura a nuevos entornos de aprendizaje,  formación e integración van convirtiéndose en organizaciones competitivas donde se premian las capacidades, el desempeño y el aprendizaje como consecuencia de sus resultados.

Sumándole a las anteriores estrategias, también se conoce que el internet tiene ventajas en las empresas  y es útil para la colaboración digital, donde su objetivo es crear canales de comunicación que permitan que varias partes trabajen juntas. La colaboración se logra en abundantes formas que incluye el trabajo por medio de redes sociales, aplicaciones y telecomunicaciones. Algunos de los métodos comunes utilizados para mejorar la colaboración en un espacio de trabajo digital incluyen: Correo electrónico, Reuniones (por ejemplo, en persona, llamadas y videoconferencias), mensajería instantánea, soluciones para compartir documentos como OneDrive, Redes sociales empresariales, Espacios de trabajo del equipo como SharePoint, Microsoft Teams, Slack, etc. La comunicación, la promoción, la reducción de costos, entre otras. La influencia de las TIC mejora los procesos de producción y los flexibiliza. Así mismo tienen la posibilidad de cambiar y mejorar la calidad de vida y la calidad del trabajo.

Existe variedad de herramientas que se encuentran disponibles para la interacción y se ha visto que potencializa los equipos de trabajo permitiendo una comunicación más fluida, con contenido informativo y amigable donde se busca que las personas conozcan como está siendo su flujo de trabajo.Estas estrategias potencializan los procesos de adaptación a los nuevos desafíos y donde se incluye también el apoyo de los lideres, el desarrollo y la comunicación  con los equipos de trabajo permitiendo que la organización y las personas tengan la agilidad necesaria para satisfacer las demandas del cambio.

Todos estos entornos tienen un propósito que es crear sinergias entre líderes, colaboradores, la estrategia organizacional y las áreas de Recursos Humanos, las cuales pueden detectar nuevas habilidades y encontrar formas de desarrollarlas a tiempo y con estrategias que se ajusten a los nuevos entornos de colaboración digital.

Por ultimo, se debe ayudar al personal a crear valor a través del aprendizaje y conocimiento por medio de la experiencia, ayudarlos a anticiparse a nuevos planes o proyectos que amplien su visión y adaptación al cambio, manteniendo información de las compañías exitosas y que permitan hacer analogías y percepciones realistas de lo que está y lo que se puede mejorar.

El crecimiento de las organizaciones depende de estas estrategias, cuando las cosas se mantienen estáticas, es señal de que el declive se acerca. Por esto, debemos ser capaces de cambiar, prepararnos y ajustarnos a tiempo.

¡Lee y comparte contenido pensado en el
rol de RRHH en las organizaciones!

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *